ÁREA DE ORIGEN DEL
PISTACHO SILVESTRE

Pistacea vera silvestre en altiplanicie de Afganistán.

Todas las disciplinas ambientales, como la paleo-ecología, la arqueo-botánica, la palinología y la geo-botánica, así como diversos estudios genéticos, demuestran que el centro de origen primario de los ancestros silvestres del pistacho salvaje (Pistacia vera L.), se encuentran en las altas mesetas continentales de Asia central (básicamente las antiguas repúblicas centro-asiáticas de la extinta Unión Soviética –Kirguizistán, Tayikistán, Uzbekistán y Turkmenistán-, así como la región pakistaní de Baluchistán y, especialmente, Afganistán).
Siendo las vastas altiplanicies de Asia central el foco natural originario del pistacho salvaje, después esta especie silvestre colonizó y amplió su área de distribución de manera natural –en tiempos prehistóricos- toda la zona de Asia sub-occidental (Siria, Jordania, Líbano, Palestina, Turquía, Irak e Irán).
Su estructura forestal silvestre es de monte ahuecado, abierto, adehesado de manera natural, recordando paisajísticamente a las dehesas de encina y alcornoque andaluzas o extremeñas.
Las tres grandes áreas naturales de diversidad genética del pistacho silvestre son:

Las masas naturales de pistachos silvestres garantizan una alta diversidad genética trascendental que debe ser protegida por los estados nacionales (como por ejemplo la Reserva Forestal de Jylgyndy en la provincia de Jalal-Abad de Kirguizistán), así como por organismos internacionales competentes de cara al futuro, principalmente por su intrínseco valor biológico y forestal, pero

Paisaje invernal de monte hueco de Pistacho salvaje en Tayikistan

también para perpetuar características de diversos ecotipos salvajes como su fenología, periodo de maduración, resistencia a plagas y enfermedades, tamaño, grado de apertura y composición nutricional de los frutos, etc., etc., etc.

Paisaje invernal de monte hueco de Pistacho salvaje en Tayikistán

Pistacho salvaje en la frontera natural entre Irán Y Turkmenistán

En su área natural de distribución, el pistacho salvaje ocupa una gran diversidad de suelos y sustratos, pero evitando los excesivamente húmedos y salitrosos.
Soporta temperaturas extremas, que oscilan desde los -40º C en los rigurosos inviernos de las altas mesetas de Asia central, hasta los 50º C de los tórridos y extremadamente secos estiajes de dicha región ultra-continental.
A final de primavera pueden producirse heladas originadas por masas de aire frío del oeste y noroeste que afectan moderadamente al pistacho salvaje.

Pistacho salvaje en Kirguizistán

Pistacea vera silvestre en Baluchistán